Especial muebles de exterior: ¿Cómo cuidarlos?

El verano es tiempo de disfrutar del sol y de las actividades al aire libre como comer en la terracita de algún restaurante.

Los muebles de hostelería que están en el exterior sufren el desgaste por el uso que se les da en la época estival y también sufren las inclemencias del tiempo.

Si tienes un negocio de hostelería, en el artículo de hoy te contamos cómo cuidar tus muebles de exterior para mantenerlos como nuevos.

¿Cómo cuidar los muebles de exterior?

Lo más importante a la hora de realizar el mantenimiento de tus muebles de exterior es tener en cuenta los materiales de los que están fabricados, ya que dependiendo de cuáles sean necesitarán unos cuidados u otros.

Muebles de exterior de madera

Al mobiliario de madera hay que realizarle un mantenimiento continuado para evitar que se estropeen.

Mesa Longo Nómada

En primer lugar hay que quitarles el polvo para que no se acumule. La limpieza en sí es sencilla, ya que simplemente necesitaremos un recipiente con agua y jabón.

Es importante secarlos bien para evitar que la madera termine hinchándose.

Además podemos aplicarles algún aceite indicado para madera y así mantendrán su brillo natural por mucho más tiempo.

Muebles de plástico

El mobiliario de plástico o resina es muy fácil de limpiar, al igual que ocurre con los muebles de madera, solo necesitaremos agua y jabón para que queden impecables.

Silla Wing Actiu TP

Si nos encontramos con suciedad incrustada podemos frotar con un preparado de agua y bicarbonato.

El peligro de elegir el plástico para nuestros muebles de exterior es que con el exceso de sol suelen perder su color original y ponerse blanquecinos.

Para intentar contrarrestar esto podemos utilizar cera de abeja, dejará los muebles brillantes y los protegerá contra el sol.

Muebles de exterior metálicos

Para limpiar los muebles de exterior de metal necesitaremos un recipiente con agua, detergente líquido suave y una esponja.

Mesa Plek Actiu

Con estos componentes podremos limpiarlos sin problema. A continuación, debemos secarlos bien para eliminar cualquier resto de agua.

El enemigo principal de los muebles de metal es la oxidación, por lo que hay que protegerlos al máximo del agua y de la humedad.

Sería conveniente darles una mano de pintura antióxido cada cierto tiempo para mantenerlos en perfectas condiciones. Si el óxido ya ha aparecido, hay que lijarlo antes de aplicar la capa de pintura.

Muebles de ratán

Los muebles de ratán y de otras fibras naturales son más delicados y puede que se deterioren más rápidamente si los elegimos como mobiliario exterior.

Pero lo cierto es que aportan calidez y naturalidad a los espacios y si combina con la decoración de tu negocio, no renuncies a ellos.

Para limpiarlos hay que eliminar en un primer lugar el exceso de polvo y luego lavarlos con agua y un jabón neutro ayudándonos de un paño.

Es importante que mientras se secan es conveniente que no les de demasiado el sol, por lo que sería ideal situarlos a la sombra o cubrirlos.

Para mantener su brillo y protegerlos podemos aplicar aceite de linaza.

Si necesitas renovar tus muebles de hostelería, visita nuestra sección de mobiliario especial para hostelería de nuestra web.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *