Taburetes

Cuando hablamos de amueblar, no sólo hablamos de sillas operativas o de dirección. En este apartado hablaremos del Taburete.

El Taburete es una opción para nuestra zona de trabajo, ya sea para reunión o para trabajar sobre mesas operativas con  tableros de altura elevada.  Esta silla se adapta, además, a las zonas del office de la empresa dando así un toque vanguardista y estiloso a una zona informal.

Nuestra selección de taburetes para oficina

Establecer dirección descendente

14 artículo(s)

Establecer dirección descendente

14 artículo(s)

Normalmente, el taburete se ha utilizado para zonas de ocio y trabajo en un área provista de mesas altas, recepciones o apoyos altos. Hoy en día y con el avance del tiempo, el taburete se ha posicionado como una silla válida para tantas áreas posibles como si de una silla confidente se tratase.

Puesto a adaptarse a las nuevas tendencias, la silla taburete ha ido evolucionando desde sus principios al igual que todos los estilos de silla. Aún así, encontramos todavía sillas taburete (altas), como las de toda la vida, en muchas zonas comunes como en todos los ámbitos de la hostelería.

Nueva era de los taburetes

Los nuevos taburetes abarcan infinitas opciones para personalizar  su estructura. Un asiento que puede ser o no tapizado en varios tejidos, con sillín acolchado de materiales esponjosos.

Encontramos, también, la opción del taburete con elevación a gas. Pues este taburete está diseñado, generalmente, para zonas de trabajo ya que la función de elevarse o reducirse en altura variará por el tipo de mesa que se escoja para reunirse o trabajar en equipo.

Su estructura será, generalmente, metálica para así poder sustentarla con la elevación a gas. Sin embargo, existe también el taburete con estructura de madera (sin elevación) vanguardista, con estilo propio y que también posibilita la opción de colocarlo en todo tipo de zonas comunes. Esta estructura está sujeta a una base que puede presentar dos opciones. Con ruedas o sin ruedas. Una manera de darle mayor utilidad a este tipo de silla es complementarla con un base con movilidad, para poder situarnos y desplazarla con mayor facilidad y comodidad.

La base del taburete, a diferencia del resto de sillas, es que puede ir equipada con un reposa pies. Pues la comodidad y la altura del usuario no tienen por qué ir separadas. Para ello algunas de ellas van equipadas con este elemento, que, además de comodidad, ofrece una sujeción para el usuario con la que será menos probable que este pueda caer de manera repentina de ésta.

Por último, uno de los mayores avances en este tipo de sillería, como elemento opcional, es el respaldo. El respaldo proporciona a la silla una mejora tanto visual como de confort. El respaldo suele ser de una altura baja, ocupando la zona de la lumbar. Para este tipo de silla, es un alivio contar con un respaldo en el que apoyar nuestra espalda ya no sólo por comodidad, si no por salud. Además, a veces no basta con un reposa pies para no perder el equilibrio sobre la banqueta, y por ello el respaldo nos ayuda a conseguir casi el 100% de fiabilidad en cuanto al desequilibrio. El respaldo viene con opciones de tapizado y acolchado si se requiere.

 

Cómo decorar la zona con el taburete

Una zona en la que amueblar el taburete podrá ser un lugar desaliñado, generalmente, o también un lugar de trabaj . Por ello la elección del color es vital para equipar la zona con ellos. Han de crear una sinergia con el espacio, de tal manera que luzcan visualmente y ofrezcan al usuario ese frescor y vitalidad que aporta una silla de estas características.

Saber elegir el mobiliario para complementarlo es también una parte esencial. Pues aplicar una mesa de con una altura por debajo del metro sería un error monumental. Este tipo de asientos necesitan de una mesa de gran altura y dimensiones para poder darles utilidad.

Para las zonas de trabajo, como en las zonas contract, debemos utilizar un color que aporte frescura e innovación. Los colores pueden ser al gusto. Existen oficinas con sillas de taburete coloridas para darle un aire juvenil y despreocupado. Por contraposición, encontramos también oficinas con una imagen de marca  y por ello se deciden o por tonos neutros como el negro o el blanco y derivados de este. Pues colores como el blanco y el negro son más sobrios y dan un aspecto de elegancia y finura al lugar.  Cuanto más equipada esté la silla mayor será la comodidad del usuario como notoria su presencia. Así que, sin dudarlo, equipar a esta silla con todas sus posibles prestaciones, será la mejor elección para que la zona donde esté situada  sea lo más contemporánea posible.