Pizarras

El mejor lugar donde plasmar tus ideas para comunicar visualmente a grupos de personas o simplemente para organizar nuestras ideas de modo que las veamos con una mejor perspectiva visual, sin duda será la pizarra, un arma de comunicación visual.

Existen variedad de pizarras, con diferentes medidas, materiales, para distintos tipos de actividades. Por ello debemos elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Establecer dirección descendente

6 artículo(s)

Establecer dirección descendente

6 artículo(s)

¿Qué pizarra elegir?

Existe una amplia gama de pizarras. En cuanto a las dimensiones de ésta, existen diferentes medidas, pues elegiremos la que mejor se adapte a nuestro espacio. También, hemos de tener en cuenta si es de  uso personal o colectivo, pues para ello el tamaño variará. No precisaremos de una pizarra de grandes medidas para un uso personal y tampoco será muy común utilizar una de dimensiones más reducidas para un uso colectivo, como puede ser un centro docente. Las podemos encontrar en diferentes materiales como corcho, cristal, lacado, melamina y vitrificado.

Para su uso personal, podremos elegir la pizarra que más nos guste. Sin embargo, por temas de espacio o de decoración, sería conveniente elegir una pizarra de menor tamaño.

Hoy en día por funcionalidad la opción preferida es la pizarra Flipchart. Se trata de la pizarra blanca con un bloc de papel gigante. De esta manera, todo lo que anotemos en la pizarra no se borra. Queda escrito en cada hoja del bloc de notas y podemos guardar las ideas y explicaciones que han surgido a lo largo de la sesión de trabajo.

¿Cómo utilizar una pizarra adecuadamente?

Obviamente, las pizarras son un medio utilizado para escribir sobre ellas todas aquellas ideas que surjan. Para ello existen diferentes objetos de escritura a utilizar en el tipo de material de una pizarra. Rotuladores o tizas serán los elementos utilizados sobre nuestra pizarra. Este material no debe llevar ningún compuesto tóxico, para que su uso sea utilizado por adultos, adolescentes y niños.

La escritura en una pizarra debe de poder borrarse fácilmente porque sobre la pizarra se volverá a escribir tantas veces como sean necesarias. Si se desea guardar lo que se ha escrito, se debe optar por el flipchart, el bloc de notas de papel gigante. Este bloc puede ser liso, con rayas o a cuadros. Ejerce la misma función que un bloc de notas clásico.

Otro elemento necesario será el borrador, tanto para tiza como para rotulador, utilizaremos el adecuado para cada tipo de material.  La pizarra debe estar siempre  limpia.